martes, 11 de marzo de 2014

Chupones de base ¿una alternativa para mejorar el nebari?

INTRODUCCIÓN

    Todos los aficionados al bonsái sabemos que hay determinadas especies de árboles que tienen una fuerte tendencia para brotar desde la base. Siempre se ha dicho que la emisión de estos chupones era un problema y que deberían de ser eliminados cuanto antes para evitar que le restasen vigor a la parte superior de la planta. Particularmente siempre me ha parecido que estos chupones podrían tener una utilidad, que no siempre se pueden considerar como indeseables. No fue, sin embargo, hasta la pasada temporada cuando comencé a poner en práctica todo aquello que me parecía posible en el terreno teórico. En la presente entrada se relatan los primeros resultados positivos, conseguidos con las pruebas que he puesto en práctica y que tal vez sean de utilidad a más de uno...o eso espero.

¿ES POSIBLE QUE LOS CHUPONES DE LA BASE SE PUEDAN USAR PARA MEJORAR EL NEBARI?

    Evidentemente no en todos los casos. Los chupones que se vayan a utilizar para este fin han de estar perfectamente colocados, siendo cualquier ubicación no apropiada motivo suficiente como para proceder a su eliminación. En este sentido los que nos serán más valiosos serán aquellos que salen justo en la linea de separación entre árbol y tierra.

    Ya en marzo del año 2.013 publiqué un artículo en el que se explicaba la técnica que iba a realizar, claro que en aquel momento el resultado de la misma era incierto. Podéis repasarlo sí queréis, os paso el enlace:

http://jjlinares.blogspot.com.es/2013/03/el-espino-que-me-arano.html

    Ha pasado un año desde entonces, así que es hora de ver si he tenido éxito en la empresa. En las siguiente fotos os muestro, entre círculos amarillos, las zonas que había enterrado de los dos chupones que usé el año pasado con la esperanza de reconvertirlos en raíces.



    Así que con la ayuda de un palillo era ya hora de descubrir lo que se ocultaba bajo la capa de sustrato. ¡Y bingo!, se habían desarrollado nuevas raíces a partir del chupón. Os las muestro, son las que señala el palillo de bambú.



    El siguiente paso es cortar el chupón justo por delante de donde ha desarrollado la nueva raíz.


    Tras el corte...


    Luego tapamos nuevamente con sustrato la joven raíz. Esta operación es conveniente porque evitaremos que su joven cutícula se deshidrate si permanece expuesta al Sol y al aire.


    Haremos lo mismo con el otro chupón...


    Tras el nuevo corte:


    Una vez que tenemos tapadas con sustrato las dos nuevas raíces, vemos que, aunque tímidamente, el nebari comienza a mejorar.


    Y como estaba subido de moral, pues nada, tocaba volver a repetir el "experimento" con los nuevos chupones que aparecieron y dejé crecer durante la temporada pasada.

 

    La zona inferior del chupón se pela para eliminarle la capa de cambiúm. Esta operación se hace justo en la zona que va a ir enterrada, de este modo se favorece la emisión de raíces justo en ese punto. Esto no quiere decir que no puedan aparecer raíces aunque no pelemos, sólo enterrando, pero el descortezar esa zona aumenta el porcentaje de éxito.


    Me ayudo de unas horquillas de alambre para mantener los chupones en la zona que me interesa.


    Y por último termino tapando todavía más la zona.


   Ahora a esperar otro añito y a cruzar los dedos para que el resultado sea el mismo que el del año anterior. Una cosa de bueno que tiene este sistema es que no se pierde nada, simplemente si no funciona y seca el chupón ¿qué más da, ya era para cortar no?

   Espero que os haya sido de utilidad esta entrada, tal vez le podáis sacar partido en algún caso. En unos días os mostraré otros trabajos que se han hecho en la planta objeto de este artículo y que ahora dejo en suspenso. ¡Hay que mantener la expectación!

    Juan Liñares

40 comentarios:

  1. Recuerdo perfectamente el artículo del año pasado, que ya entonces me pareció muy lógico y acertado.
    Ahora, viendo los resultados, no hay más que aplaudirte y agradecerte que compartas tus avances de esta manera tan clara y didáctica. ( como siempre ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en realidad para mí parte del disfrute que me ofrece este arte es el hecho de podr compartir mis experiencias con todos vosotros, así que las gracias no se merecen.

      Un abrazo, me alegra que te pases por el blog de manera asidua, te lo agradezco.

      Eliminar
  2. Salió bien el experimento. Muy interesante para probar cuando llegue el caso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ten por seguro Carlos, que más temprano que tarde te surgirá la ocasión de poder poner en práctica el sistema, todos tenemos árboles que emiten chupones y, si lo hacen en la zona adecuada ¿porqué no aprovecharlos?

      Un abrazo, gracias por entrar.

      Eliminar
  3. Hmmm, parece que funciona. Esto me recuerda mucho al injerto doble que salió en mi carpe, en el que la savia cambió de dirección, y me refuerza esa teoría. Interesante, si tengo opción lo practicaré.
    Saludos y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya le dije a Carlos, seguro que te surge ocasión para poner el sistema en práctica. Como ya dije en la entrada tiene la ventaja de que no se pierde nada, al fin y al cabo esos chupones casi siempre son sacrificados.

      Un abrazo, me alegra saber que siempre encuentras un rato para leerme.

      Eliminar
  4. Otra cosa más a tener en cuenta.
    Es una satisfación el poder confirmar el resultado de una idea aunque haya que esperar un poco. Y hay que agradecer que esto se comunique como tu lo haces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé ya si es un defecto o una virtud, pero no soy capaz de mantener una cosa así en secreto. Me encanta que otros aficionados puedan ponerla en práctica y que, si les funciona, se acuerden de que lo vieron por primera vez en este "Cuaderno de bitácora".

      Un abrazo, gracias por pasarte por el blog.

      Eliminar
  5. Un éxito, quizás me anime a probar, hasta ahora los chupones según los veía los quitaba.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú y todos Loli, lo de quitar los chupones tan pronto apareciesen es algo que siempre se nos ha remarcado. Tiene su lógica y normalmente hay que hacerlo, pero con esta técnica al menos ahora podremos decidir si darles otro fin.

      Un abrazo, siempre es un placer tu visita.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias Chian, me alegro de que tengas esa opinión, es un gustazo.

      Un abrazo, ya sabes que es un placer compartir conocimientos contigo.

      Eliminar
  7. yo tambien recuerdo esa entrada, me alegro mucho que haya salido como esperabas y te agradezco que nos enseñes otra tecnica mas para mejorar los nebaris, siempre aprendo mucho leyendote.

    las fotos perfectas como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no sé yo si siempre aprederéis algo cuando me leeis pero ya sabes que aprecio mucho tu comentario. En cuanto a las fotos, ya sabes que me gusta cuidar ese apartado, pero fíjate que en este caso yo no estaba tan seguro de que se fuera a comprender claramente lo que quería mostrar en ellas. De ahí que me apoyase de las elipses amarillas para enmarcar el detalle que quería resaltar.

      Un abrazo, siempre es un placer contar contigo a bordo.

      Eliminar
  8. No puedo sino coincidir con lo ya dicho por ROSANA.
    De entre la mayoría de los blogs, el tuyo,Juan, es uno de los pocos en los que independientemente de lo que trate el post siempre termina uno aprendiendo un algo, un detalle, unos valores, una técnica, etc; por lo que siempre es un placer entrar y leer post como éste.
    Dicen que la experiencia es un grado (como lo es en tu caso) y, si a estas alturas todavía se te da por investigar o experimentar para luego trasmitir lo aprendido es muy de agradecer. Gracias.

    Luego noooo diiigas que no eres un maestro, jejeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Beial, si sigues escribiendo algo más me iba a ruborizar. Agradezco enormemente tu comentario, sobre todo por el aprecio que te tengo. Lo de seguir investigando después de tantos años debe tener algo que ver con mi formación académica en ciencias, moriré haciéndolo, no lo puedo evitar. Si encima se consigue un resultado del que pueden resultar beneficiadas muchas otras personas ¿cómo no lo voy a compartir?. Imagina, por un momento, que Edison, por poner un ejemplo, hubiese guardado en secreto el descubrimiento de la electricidad, o bien que a Fleming no le diese por compartir el descubrimiento de la penicilina ¿de qué servirían sus avances?,pues te lo digo yo, de nada, porque se morirían con ellos.

      Lo de maestro sigo pensando que me viene un poco grande, sobre todo con la connotación que tiene en el mundillo del bonsái. De todos modos es un halago que penséis que lo soy...aunque no sea verdad.

      Un abrazo, espero que todo vaya bien por el Barbanza.

      Eliminar
  9. Querido maestro, esto se llama una lección, lección además con resultados prácticos. Cómo no se te va a querer, coño ?????

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la euforia con la que lo dices hasta me lo voy a creer y todo, jajaja. Me alegro mucho de que haya gustado la entrada, creo que será útil a más de uno.

      Un abrazo compañero, besines para la dama.

      Eliminar
  10. Gracias por estar ahí y compartir, pues claro que aprendemos algo con tus entradas y mucho también. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias arbolito, agradezco tu apoyo.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Gracias Juan.

    Es muy util.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Fredrik por seguir mi blog, me alegro de que consideres útil la entrada.

      Un abrazo, me ha hecho muchísima ilusión tu visita, espero que no sea la última vez.

      Eliminar
  12. Otra entrada magistral. Yo también suelo arrancar los chupones en cuanto los veo, a partir de ahora probaré tu técnica. Muchas gracias, una vez más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada saber que la nueva técnica os puede servir para mejorar vuestros bonsái, espero que os funcione igual que a mí y que le podáis sacar el máximo partido.

      Un abrazo para las Islas Afortunadas.

      Eliminar
  13. Hola Capitán, recuerdo el anterior reportaje, me alegro que diera resultado, siempre es una opción a tener en cuenta para nuestros árboles. espero ponerlo en practica muy pronto, siempre aparece algún candidato para experimentar.
    Esperamos en la cantina la próxima travesía.

    Un abrazo.

    Abril

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre todo el stock de árboles que tienes seguro que a alguno se le podrá aplicar esta nueva técnica. Seguro que en algunos funcionará a la perfección, dependerá de la especie sobre todo. También habrá casos en los que no funcione, pero como ya le contesté a otro compañero, esta nueva técnica tiene la ventaja de que si no funciona tampoco se pierde nada, al final los chupones los ibas a eliminar...

      Un abrazo, te buscaré en esa cantina portuaria cuando nos hagamos de nuevo a la mar.

      Eliminar
  14. Hola capitán, también recuerdo esa entrada, siempre que veo chupones me acuerdo de ella, pero no tengo suerte que salgan en condiciones, haber si algún día lo pongo en práctica con tan buen resultado como el maestro. Buen se que por tu humildad, no te gusta que te digan maestro, pero cuando tantos aficionados pensamos igual..... Algo de razón tendremos....y todo gran maestro, su mayor virtud, es no creérselo.

    SIEMPRE GRACIAS

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Luis, son un honor para mí. En cuanto a la posibilidad de aplicar la técnica o no eso ya depende de la suerte que tengamos a la hora de que alguno de nuestros huéspedes emita chupones en el lugar en que nos interesa.

      Un abrazo, agradezco tu comentario en toda su magnitud.

      Eliminar
  15. Que pasada!! Estoy deseando que a mi espino le salgan chupones.un abrazo y mil gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Alejandro, me alegro de que tengas un candidato idóneo para experimentar.

      Un abrazo, pásate cuando quieras por aquí, eres bien recibido.

      Eliminar
  16. muy interesante y didáctico ,habrá que tenerlo muy en cuenta sobre todo en yamadoris un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, sobre todo es útil en yamadoris, donde no hemos podido intervenir con anterioridad en la formación de un buen nebari.

      Un abrazo, gracias por pasarte.

      Eliminar
  17. Muchas gracias por la lección ¡y encima es gratis! Para mi que llevo dos días en esto del bonsái es una gran ayuda tu blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde un principio, y esto creo que ya lo he comentado en más de una ocasión, uno de mis principales objetivos es que este blog sea de ayuda a muchos aficionados. Desde luego no todas las entradas tienen el mismo interés para todo el mundo, pero me conformo con que haya al menos alguien que pueda sacar algo de provecho.

      Un abrazo, me has dado una alegría. Gracias

      Eliminar
  18. En algún lugar leí que para tener mas éxito a la hora de recuperar olivos, había que dejarle los chupones. Tal vez no tenga nada que ver con lo que tu planteas, pero seguro que tiene relación. De todas maneras, muy didáctica la entrada y con posibilidades para practicarla en otras especies. Gracias Juan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo había oído todo lo contrario Martín, que sí dejabas los chupones toda la fuerza del árbol se concentraba en ellos y podía llegar a secar alguna rama o incluso toda la copa a nivel superior. En fin, ya sabes que cada maestrillo tiene su librillo y muchos cuentan lo que han oído, pocos lo han corroborado empíricamente.

      Un abrazo, agradezco tu visita.

      Eliminar
  19. Gracias Juan por compartir tus experiencias, otra entrada muy didáctica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que lo hago con sumo placer, Carlos, así que las gracias no se merecen porque yo también disfruto haciéndolo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Muchas gracias Juan por compartir las experiencias del trabajo,así da gusto ver un buen trabajo y bien realizado.
    Gracias,yo soy de el que se aprovecha de esta entrada tuya,ya que tengo un grave problema con un árbol que no hace mas que salirle chupones,así que lo aprovechare al máximo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es lo que más me gusta, que algún aficionado ya tenga un árbol sobre el que poder aplicar la técnica y comprobar si le resulta eficaz o no. Ya nos contarás, me alegro de que mi intervención haya servido para darle una utilidad a algo que, en un principio, es un problema.

      Un abrazo, agradezco tu intervención y que nos informes de tus intenciones.

      Eliminar