viernes, 13 de mayo de 2016

Los Rosales 2.016. Plantas, suisekis y otras cosas.

    Como ya os había comentado en la anterior entrada, también esta la voy a dedicar a compartir con todos vosotros las imágenes de esas "otras cosas" que se suelen ver en un evento como este. Así os iré mostrando las plantas de acento, los suisekis, algo de las demostraciones, algunas vistas generales y otras del público que se acercó a ver nuestros árboles. ¡ Comenzamos pues !.  


LAS PLANTAS DE ACENTO

    Esta primera que os muestro estaba acompañando al pequeño boj de Antonio Piñero.


    Estas margaritas ( Bellis sp. ) acompañaban al pequeño bosque de Olmos chinos de Manuel Vázquez.


    Este Sempervivum tectorum compartía protagonismo con el laurel de Marcial Campos.


    Aunque había otras plantas de la misma especie que estaban en flor, esta, que acompañaba a un pino de Antonio Piñero, todavía no había florecido. Se trata de una violeta silvestre.


    Es época de primaveras y buena prueba de ello es esta que se dispuso acompañando a un pino de Marcial Campos.


    Esta otra planta acompañaba al manzano de Jose Tacón. Ha sido un acierto la elección de la misma por carecer de flores, lo cual sería una redundancia dado que el árbol al que acompañaba estaba lleno de ellas.


    Un helecho de buen tamaño acentuaba al roble en estilo bunjin que presentó Jose Tacón.


    Al lado de la glicinia de Antonio Piñero se dispuso una crásula sin flor, lo cual es lo deseable teniendo en cuenta que el bonsái estaba en plena floración.


    Unos pequeños jacintos silvestres fueron los elegidos para acompañar a la zelcova de Alberto Vilasoa. En realidad la planta es de Jose Tacón, a quien regalé yo unos bulbitos en la anterior edición de esta exposición. Me alegré  de verla aquí y comprobar que su propietario le había dado los cuidados adecuados.


    Esta composición tan natural, plantada en un trozo de teja, ha sido depositada al lado de la azalea que trajo Luís Alberto Martínez. Se trata de una Saxifraga umbrosa, especie muy abundante en Galicia, sobre todo en las zonas en las que hay mucha humedad ambiente y sombra durante buena parte del día. En este sentido los entornos alrededor de los ríos son unas zonas en las que prolifera abundantemente.


    Será por su facilidad para reproducirlo, pero el caso es que los Sempervivum son de las plantas a las que más recurre el aficionado a la hora de acompañar sus bonsái. Este que sigue acompañaba a la sabina de Jose V. San Luís.


    En la parte superior del armario que presentó Manuel Vázquez se dispuso este pequeño cactus.


    Un pequeño culantrillo fue la planta elegida para acentuar al majuelo de Antonio Piñero.


    Otra Saxifraga umbrosa fue utilizada para acompañar a la piracanta de Luís Alberto Martínez.


    Si antes hablaba de que los Sempervivum son unas plantas a las que recurrimos frecuentemente a la hora de utilizarlas como acentos, tampoco se le quedan a la zaga las violetas silvestres, un recurso natural muy abundante por esta tierra y que los aficionados aprovechamos y valoramos en su justa medida. En este caso se utilizó una, que además estaba en plena floración, para acompañar al ullastre de Alberto Vilasoa.


    Otro recurso muy abundante en el norte peninsular y al que no dudamos en recurrir los que nos dedicamos al bonsái, son los helechos. En el caso que sigue se volvió a elegir un pequeño culantrillo para acentuar a un Pinus sylvestris de Antonio Piñero.


    Y aquí tenemos otro que se usó para acompañar al Prunus mahaleb de Alberto Vilasoa.


    Otra bonita Primula se dispuso acompañando al gran Crataegus de Jose V. San Luís.


    Y para rematar con el apartado de plantas os enseño la que acompañó a mi boj. Se trata de unos narcisos silvestres. De esta plata procedían los bulbos que originaron la de Jose Tacón, de la que ya os hablé antes. Sin pretenderlo han nacido en la misma maceta algunos Juncus spirallis. Esto suele ser habitual cuando se tienen las macetas, con distintas variedades de plantas, muy próximas unas a otras.



LOS SUISEKIS

    Ya he comentado en otras ocasiones que al arte del suiseki no todos los aficionados al bonsái se dedican. En nuestra Asociación, en concreto, seremos una decena de nosotros los que los coleccionamos. De todos modos se podría decir que sólo somos tres o cuatro los aficionados verdaderamente activos, que dedican parte de su tiempo a la recolección de piedras.

    Este sugerente ejemplar tiene un dibujo muy detallado, en la que se puede apreciar a una mujer sentada y con el pelo recogido. Pertenece a nuestro compañero Jose Tacón, quizás la persona del club que más piezas está incorporando últimamente a su colección. Durante el transcurso de la muestra le sugerí que la bautizase con el nombre de "Vilma", en homenaje a la mujer de Pedro Picapiedra, con quien yo encuentro muchas semejanzas. ¡ No sé si me hará caso, jejeje !


    En el club, muchas de las piedras que tenemos son cuarcitas recogidas en distintas zonas de la costa coruñesa. Una buena muestra de ellas podría ser esta que sigue.


    Aunque esta otra también es un buen exponente.


    De este otro suiseki no tengo absolutamente ningún dato, ni siquiera sé a quien pertenece ni donde fue recogido.


    Este suiseki forma parte de la historia de mi andadura por este mundillo. Sé que no es gran cosa y que el daiza ha sido una extravagancia que me he permitido la licencia de"ejecutar" hace años, en los albores de mi afición por las piedras. Vi en ella la esquematización perfecta de las olas del mar. El daiza está realizado en madera de sapeli y trata de recrear, de manera un tanto burda, eso sí, una gruta submarina, que se ve mejor desde el lateral. De todos modos, si os fijáis un poco, tiene una estrella de mar tallada y una concha de vieira en la base. Lo sé, debería de hacerle otro daiza mejor, pero la falta de tiempo y el hecho de que tengo muchas otras piezas a las que aun no les he confeccionado el primero no me facilitan las cosas. A veces pienso en dejarlo así, como muestra de la evolución que han sufrido mis daizas desde que comencé en esto. La he bautizado con el nombre de "Ondiñas veñen", que quiere decir "Olitas vienen", en homenaje a una famosa canción gallega.


    Una montaña lejana en la que la mitad superior parece cubierta por la nieve.


    Seguramente esta sea una de las mejores piedras que haya recolectado nunca. Su parte superior remata en una especie de bola que simula la cabeza de una persona. Lamentablemente el daiza es también de mis comienzos, un adefesio impresentable que, esta vez sí, tengo que sustituir antes de la siguiente exposición. Fue recolectada en una conocida playa de la zona del Barbanza, en la costa coruñesa.


    Otro susiseki del que no tengo datos, pero que también fue uno de los expuestos en Los Rosales 2.016.


    Desde luego los paisajes que sugieren las cuarcitas de la costa coruñesa son maravillosos, teniendo la capacidad de transportarnos a lugares reales presentes en nuestros recuerdos. Este es otro buen ejemplo.


    También este otro es de cuarcita. En este caso, al estar dispuesto en un suibán con arena, trata de recrear una isla, con su gruta incluida. Pertenece a Francisco Javier Rey, "Chisco", como le conocemos todos.


    Esta otra piedra cuarcítica recrea un paisaje costero, con mar y acantilados al mismo tiempo.


    Una nueva cuarcita que nos sugiere una montaña cercana, tal vez sólo la cumbre de la misma, con sus barrancos y cortados rocosos.




LAS DEMOSTRACIONES

    Realmente se puede decir que, en sentido estricto, no son demostraciones realmente. Más bien siempre hay un par de compañeros que no dudan en traer alguno de sus ejemplares para trabajarlos algo durante la celebración de la exposición. De hecho, entre nosotros, ya no se habla de "demostración", sino de café - bonsái. Y es que el espíritu es ese, tomarse algo mientras contemplas a algún compañero trabajar un arbolito.


 
    En este caso han sido Antonio Piñero y Marcial Campos los valientes que se han animado a entretener al personal.


    Como veis los asistentes rodeaban completamente a los "trabajadores", comentando detalles de los trabajos que se iban realizando y sobre la historia de cada planta.


    Siempre hay un momento para una enseñanza más personalizada, donde el veterano Antonio le estaba explicando a un aficionado más novel algunas particularidades sobre la planta que tenían delante. La cercanía es muy importante en esta afición y en actividades tan "intimas" como esta se puede uno sentar al lado del "profe" para seguir más de cerca su trabajo y consultarle cuanto se nos ocurra. Me encanta esta forma de trabajar, más que seguir a un demostrador subido a un escenario en plan gurú y con un recinto atiborrado de público.


    Marcial se dedicó a darle una primera formación a un pino yamadori.



    Se podía subir a la planta superior y tirar algunas fotografías a vista de pájaro. No lo dudé, aquí tenéis el resultado.





VISTAS GENERALES Y PÚBLICO

    Desde lo alto también pude tomar algunas fotos generales de la exposición. Como podéis ver era humilde y no demasiado grande. Para difundir el bonsái no hace falta un gran despliegue, eso lo necesitamos, más bien, los que llevamos mucho tiempo en esto  para afianzarnos en nuestra afición. Para captar la atención de un potencial aficionado actos como este son suficientes.



    Una vista desde el mismo nivel de la expo.


    Naturalmente el público es muy heterogéneo, al tratarse de un centro comercial se pueden ver desde las señoras que empujan carritos de la compra...


...hasta personas que pasean sin un destino fijo y que paran un rato a visitar la exposición.



    Y con esto doy por finalizada la crónica de la edición del 2.016 de la exposición de Los Rosales, espero que os haya entretenido un rato con su lectura y fotografías.

    Hasta la siguiente semana, os espero a todos, ¡ no faltéis !.

Un abrazo
Juan Liñares - "El Capitán"

10 comentarios:

  1. Me gusta ver como cada vez se presta más atención a los kusamonos, me he apunbtado alguna de las plantitas y la idea del café-bonsái me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi me encanta que hayas tomado nota de algunas cosillas, Loli, la verdad es que siguiendo lo que hacen otros aficionados se pueden sacar ideas para ir mejorando lo que nosotros hacemos. Por aquí también nos hemos inspirado en más de una ocasión en cosas que hemos visto previamente realizar a otros. Ahora, lo del café - bonsái creo que nunca antes lo había visto, es una manera de hacer mucho más cercana una actividad a la gente que realmente le interesa: los aficionados al bonsái.

      Un abrazo, gracias por pasarte.

      Eliminar
  2. Gracias Juan por acercarnos la expo. Hay cosas muy interesante tanto en acentos como en suisekis.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por hacerme una visita, Ángel, ya sabes que me encanta.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. este reportaje es un buen remate para la expo los rosales, con profusión de detalles; lo que mas me gusta es ver gente interesada en este mundo del bonsai, es una buena manera de captar aficionados y las personas siempre sienten curiosidad por ver como se trabajan.
    la semana pasada recibí visita de una persona totalmente ajena y al ver arboles alambrados........bufff, tuve que explicar que no los martirizaba........ya sabeis..... por eso trabajar en directo con explicaciones es lo mejor para el que se acerca.
    felicidades a todos los componentes del club por su expo y hasta la próxima !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Explicarle el alambrado a las personas que no saben nada de este mundillo es una labora ardua y, en ocasiones, puede resultar hasta desagradable. Ellos no tienen la visión que tenemos nosotros de este arte y no entienden que alambrar una planta lo único que va a hacer es que sea más bella en el futuro. Siempre lo toman como un castigo al vegetal, en varias ocasiones he tenido críticas en directo de alguna persona que pasaba casualmente y, al acercarse par ver lo que hacíamos, nos llamaba de todo. En fín, supongo que será parte del juego.

      Un abrazo, gracias por comentar.

      Eliminar
  4. Ole y ole.... Qué chuches se gastan los "GALEGOS"....
    Compartir es un gesto de mucha honra, GRACIAS por ello y por estar ahí. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Pepe, por ser un fiel seguidor del blog. Ya sabes que es el fin último que me anima a seguir publicando.

      Un abrazo, gracias por tu aportación.

      Eliminar
  5. Se vén acentos y bases para los mismos muy chulos y las cuarcitas tambien són muy interesantes.
    Lo de mantener los primeros daizas es buena idea, siempre y cuando la piedra no sea la reostia claro :)

    Un abrazo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una ocasión alguien me recomendó que no me deshiciese de los daizas viejos, aunque haya construido otro para la misma piedra más tarde. Más que nada para tener una idea de como empezamos y la progresión que se lleva en su elaboración.

      Un abrazo, gracias por comentar.

      Eliminar