sábado, 13 de junio de 2015

X Exposición de Bonsái y Suiseki "Ciudad de Santiago". Las demostraciones.

    Aunque hace ya casi tres semanas que se ha celebrado la exposición "Ciudad de Santiago", todavía me quedan unas cuantas fotos para compartir con todos vosotros, mis fieles marineros, y comentar algo acerca de las mismas. Entre otras caben destacar las pertenecientes a las tres demostraciones que se han realizado a lo largo de los dos días que ha durado la muestra. Paso a relatar y compartir las mismas.

DEMOSTRACIÓN DE MOISÉS IGLESIAS


    Seguramente muchos de vosotros ya le conocéis, pero para quien no tan sólo decir que Moisés Iglesias es una de esas personas a las que podemos tildar de virtuosas en "lo suyo". Así es, su manos se mueven con destreza, precisión y buen gusto cuando de confeccionar piezas de madera o herramientas se trata.



    Moisés ya había debutado con nosotros el año anterior, cosechando ya entonces un gran éxito por la expectación que su trabajo causó en el público. Este año tampoco defraudó y pronto se vió rodeado por un nutrido grupo de curiosos que no se querían perder detalle.


    Como todos comprenderéis durante una demostración no da tiempo a hacer una mesa de madera o una herramienta como las que Moisés hace, pero nuestro protagonista trajo algunos de sus trabajos para que los asistentes se pudiesen hacer una idea de lo que es capaz de hacer.


    Entre las cosas que Moisés pudo hacer con el tiempo que le dimos, estaban unas cuantas lajas de madera para exposición, tanto para árboles como para plantas de acento. Allí mismo les dio un primer acabado, aprovechando la ocasión para enseñar como se hace una muñequilla para tal tarea.


    Para finalizar su demostración tuvo el detalle de enseñarnos a afilar correctamente las fresas que se utilizan para el trabajo de madera en los árboles, momento que recoge la instantánea de abajo.




DEMOSTRACIÓN DE ALBERTO BALEATO "KINGI"


    Alberto, días antes de la exposición, me comentaba la idea que le rondaba por la cabeza de hacer una demostración un tanto "atípica". En este sentido me preguntó si sería buena idea mostrar en la misma la manera de hacer un buen tanuki. Desde luego yo acepté encantado, no sólo porque me pareciese una buena idea sino que además no es lo que el público está acostumbrado a ver en una demostración. Sabíamos de antemano que iba a sorprender.


    El día de la demostración Alberto trajo un viejo tronco de tejo al que le iba a adosar un plantón joven. Primero comentó algunos detalles interesantes que se deberían de tener en cuenta a la hora de hacer el canal donde iba a ser encastrado el joven tejo. Quizás, de entre todos los consejos que dio, el hecho de que debe respetarse escrupulosamente el movimiento de la madera seca a la hora de hacer el canal de inserción sea lo más destacado. Después de la introducción tocaba ponerse manos a la obra.



    En algunos momentos tuvo que contar con la colaboración de Leo para inmovilizar adecuadamente el tronco.


    Una vez el trabajo de fresado llegó a su fin presentó el plantón que iba a insertar...


...e indicó la forma correcta de colocarlo.


    A modo ilustrativo trajo otro tanuki hecho hace ya tiempo y que, en la actualidad, ya está muy avanzado el proceso de integración entre el plantón y la madera.


    Kingii comentó que el utilizaba tornillos para fijar la planta nueva a la madera muerta. En la fotografía inferior indica el lugar en el que en su día se colocó uno de estos tornillos y que ya ha sido casi "engullido" por la parte viva de la planta.


    Una vista del canal abierto...


    La madera tiene detalles muy interesantes.



    Antes de anclar el plantón con los tornillos se inmoviliza el conjunto con abrazaderas de alambre.


    Luego sí, los tornillos...


    Y aquí tenemos ya el conjunto rematado, comienza la vida de un nuevo tanuki.


    Una vez plantado el nuevo tanuki luce al lado del más antiguo, la diferencia nos hace pensar en lo adecuado del sistema empleado por Kingii.


    Tras la demostración los curiosos se arremolinaban en torno al nuevo tanuki recién creado.




    Y Alberto no se cansaba de responder a las muchas preguntas que los asistentes le planteaban.




DEMOSTRACIÓN DE JUAN LIÑARES

    La tarde del domingo fue la reservada para que yo mismo realizara una demostración. Entre que no tenía demasiadas plantas entre las que escoger y la circunstancia de que mis compañeros habían realizado unas demos muy interesantes y "diferentes", me decanté por trabajar un abeto que llevaba cultivando desde hacía bastante más de una década. Originalmente se trataba de una árbol de Navidad, al que yo decidí darle una segunda oportunidad. Os presento a la planta en cuestión.


    Desde este lado el árbol tenía un nebarí decente.


    La ramas más bajas eran extremadamente largas, con el verde bastante concentrado en las puntas. Deberían de ser bajadas, pero debido a su longitud tocarían el suelo, por lo que debían ser eliminadas. Aquí me veis en plena faena.


    Al poco rato el árbol estaba bastante irreconocible.


    El suelo daba fe de la cantidad de ramaje eliminado.


    Una vez eliminadas las ramas inservibles había que reducir la longitud de algunas de las que se dejaron.


    Comienza el alambrado.


    El público se encontraba distendido, pero atentos a la demostración.


    El alambrado avanza. Esta es la primera vez que se modela este abeto, así que tampoco quise irme a un alambrado muy meticuloso, sino más bien centrarme en orientar las ramas principales y secundarias. El alambrado fino quedará para más adelante.


    Un paso atrás para no perder la perspectiva. Un trago de agua ayuda.


    Al acercarme a la zona más alta hay que comenzar a hacer equilibrios.


    Aquí ya me falta poco, estoy terminando.


    Y finalmente este es el resultado final. Ya dije que el alambrado fino queda para dentro de un tiempo, no quise castigar demasiado al árbol por ser este su primer modelado. Además la primavera ya estaba muy avanzada y la circulación activa de savia hace que no sea ya la mejor época para "arriesgar" demasiado. Después de tantos años de espera no nos vamos a poner nerviosos ahora ¿no?


   

    Por hoy no tengo más para mostraros, pero todavía queda una última entrega de esta exposición, que estará dedicada a "otras cosas" de las que hemos podido disfrutar. ¡ Espero que no faltéis !

    Juan Liñares

16 comentarios:

  1. Siempre un placer leer tus entradas, con puntos y comas, amenas y didácticas.
    ENHORABUENA a los maestros.
    Ese abeto tuvo mucha suerte de caer en tus manos, quedo muy esbelto y coqueto FELICIDADES y de nuevo GRACIAS por compartir, que lo disfrutes y yo que lo vea y en espera de sus gratas noticias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias arbolito, ese deseo lo comparto contigo, que ambos lo veamos y que yo lo disfrute. La verdad es que hemos preparado unas demostraciones que, cada una en su medida, han sido bastante interesantes y poco habituales, estoy contento de haber asumido el riesgo.

      Un abrazo, gracias por leerme.

      Eliminar
  2. Ya estaba yo echando en falta la entrada con las demos, muy, pero que muy interesantes. En la de Moisés hubiera disfrutado seguro, menudas mesas se ven por ahí. La del tanuki de Alberto, atípica pero de las que resultan educativas para los espectadores, la madera es una pasada. Y la tuya, que puedo decir, conozco a más de un aficionado que se le ha pasado por la cabeza lo de conseguir un bonsái con un árbol de Navidad, a pesar de no haberlo querido castigar mucho se nota muy bien el camino que tomará el abeto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Loli, la verdad es que ando más liado que poco y que esta entrada ya debería haber sido publicada hace algunos días, pero el día sólo tiene 24 horas y el tiempo no me da para más. Es lo que tiene atender a muchos saraos al mismo tiempo pero, en fin, se hace con gusto. Estoy contigo en que seguro que a más de uno se le habrá pasado por la imaginación usar un abeto de Navidad para bonsái, ¡a ver si ahora se animan!

      Un abrazo, gracias por estar siempre ahí.

      Eliminar
  3. Enhorabuena por el reportaje con una amplia documentación y un gran trabajo. Me encantó.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias fede_rico, me alegra un montón que desde la distancia todavía te acuerdes de este aficionado español.

      Un abrazo, espero que volvamos a coincidir en alguna ocasión.

      Eliminar
  4. muchas gracias por esta entrada, desde luego no puedo mas que estar de acuerdo con los comentarios anteriores, unas demos muy interesantes y didácticas, siempre con "expertos" en la materia y para remate lo bien que lo cuentas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosana, se ve que lo dices con cariño.

      Un abrazo, gracias por los halagos.

      Eliminar
  5. Enhorabuena por todo el trabajo.

    Coincido con todos mis compañeros. Unas demos muy interesantes y didácticas. Que pena que no se tome este modelo de demostraciones como tónica a seguir para el resto!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre Manuel, supongo que habrá mucha gente que prefiera unas demostraciones mas "tradicionales", aunque este año por aquí arriba hemos decidido darles un enfoque diferente.

      Un abrazo, mucha gracias por tus apreciaciones.

      Eliminar
  6. La verdad es que así da gusto. Mi enhorabuena por lo bien que os lo montáis siempre en vuestras exposiciones y también por como encaminaste el abeto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, al abeto le queda mucho camino por delante para llegar a ser un bonsái decente, pero bueno, como ya he dicho antes, después de haberle esperado tanto tampoco ahora nos va a entrar la prisa ¿no?

      Un abrazo, gracias por estar ahí.

      Eliminar
  7. Hola Capitán. Otra entrada fantástica. Muchas gracias por enseñarnos las demos de una forma tan didáctica, pero la tuya ha sido todo un lujo. Ojalá algún día pudiera asistir a una...
    Lo del abeto ya son palabras mayores. Has estado diez años cuidándolo esperando que llegara este momento y lo has vuelto a hacer, otro trabajo extraordinario. Muchas gracias, una vez más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tus palabras Ishi, ya sabes que me estimulan a continuar trabajando, lo cual a veces no viene nada mal. El abeto habrá que verlo en unos años, entonces sí se podrá valorar con más criterio la idoneidad del camino recorrido.

      Un abrazo desde Galicia para las Islas Afortunadas.

      Eliminar
  8. Muchas gracias por compartir, un artículo muy interesante. Enhorabuena por todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Daniel, agradezco tu visita.

      Un abrazo

      Eliminar