jueves, 7 de marzo de 2013

El espino que me arañó

INTRODUCCIÓN

    Al Crataegus protagonista de la entrada de hoy ya lo había enseñado en una entrada anterior pero, llegadas estas fechas, tocaba de nuevo realizarle una puesta al día. El alambre ya se le había retirado hacía bastatente tiempo, en el otoño, por lo que el árbol presentaba el siguiente aspecto al inicio de la sesión.


    Desde el año pasado perdió una rama casi fundamental, la primera de la derecha. Ahora habrá que sustituirla de algún modo. Ya os mostraré como.

LIMPIEZA, LIMPIEZA Y MÁS LIMPIEZA

    Evidentemente lo primero que eliminé fueron las malas hierbas que había sobre el sustrato. En esta ocasión no eran demasiadas, pero no por ello había que descuidar esta tarea. En la imágen se ven amontonadas en una esquina, sobre el sustrato.


    Aún estaban presenten los anclajes que se dispusieron el año anterior para sujetar el árbol.

    Ahora ya no eran necesarios puesto que, durante todo este tiempo, el sustrato se ha ido compactando y el árbol ha desarrollado nuevas raíces. Esto permite que permanezca firmemente anclado sin necesidad de la ayuda suplementaria de los alambres. Por lo tanto había que cortarlos.


    Así mejor:


    En algunas zonas del tronco se había acumulado suciedad.


    También se procedió a realizar algo de limpieza en esos recovecos.


UN POCO DE BRICOLAJE

    A veces se hace necesario improvisar soluciones a pequeños problemas, que se presentan sin contar con ellos. Tal es el caso que nos ocupa. Durante la manipulación del árbol se desprendió un pequeño trozo de corteza.


    Y este es el trozo en cuestión:


    Por la parte de abajo tenía algo de suciedad...


...así que con un cepillo de alambre se le limpia bien...


...y luego se le aplica un poco de pegamento instantáneo. No enseño la marca porque no me han pagado derechos de patrocinio, tal vez en la siguiente ocasión, jajaja


    Y ya puesto de nuevo en su lugar:



PROTEGER LA MADERA

    Llegados a este punto os voy a desvelar un secreto, un secreto que muy pocos conocen y que nadie, hasta hoy, ha desvelado en publico. Se trata de algo muy conocido por todos. No, archiconocido por todos, pero al que nadie puede asociar con la protección de la madera. Os lo muestro:


    ¡ Otros que no han pagado los derechos de patrocinio !

    Bueno, en realidad este no era el verdadero secreto, en realidad ¡ la verdad se esconde en la tapa !.


    Pues eso ¿que os habíais creido? No conozco a nadie que use un bote de mermelada de fresa para guardar el líquido de jin diluido, por lo tanto novedad sí que es, jajaja

    Después de la aplicación el aspecto de la madera muerta es el siguiente:


    Al terminar de secar aun tiene una tonalidad blanca excesiva para mi gusto. En caducos me gusta algo que llame menos la atención. Este tono, sin embargo, gana naturalidad en apenas unos días.

APROVECHAR PARTE DE LO QUE CASI TODOS CORTAN

    En numerosas ocasiones  hemos visto como una planta emite chupones desde la base o emergiendo desde el mismo sustrato. En esta ocasión también se daba esta circunstancia.


    Observando esta característica me he planteado aprovecharla en beneficio del árbol. La idea consiste en utilizar algunos de esos brotes para mejorar el nebari de la planta, tratando de que se conviertan en nuevas raices. Algunos no valen, evidentemente. Un caso de estos lo véis en la foto de abajo, en la que el brote, al nacer muy alejado de la base del árbol, no tiene utilidad de cara a la mejora del nebari. En este caso la solución es la esperada: cortar.


    Este otro, sin embargo, parte de una posición teóricamente idónea. Será un sujeto adecudado para probar la nueva técnica.


    Para ello se pela un poco por la zona inferior y se baja hasta contactar con el sustrato. Luego se ancla al mismo con un "clip" de alambre.


    A continuación tapamos con algo de sustrato y a esperar. Si da resultado habremos ganado algo de calidad en el nebari y si no por probar no se pierde nada.


    A continucaión os muestro una pequeña raíz, que podemos aprvechar pero que nace un poco elevada de más.


    Con el fín de mejorar su estética la adoso al tronco con la ayuda de otro trozo de alambre. Al no verse como una raíz aerea mejora su aspecto y puede llegar a ser importante para mejorar el nebari.


    Después de los arreglos descritos hasta aquí tocaba sesión de almabrado. En el caso de los espinos hay muchos aficionados que cortan las espinas para facilitar la colocación del alambre. Sin embargo yo debo ser un poco raro porque a mí me gusta que los espinos tengan espinas. Me da la sensación de que cortarlas es eliminar una de sus principales características, sinó la que más, no en vano a ellas debe su nombre vulgar. Esta forma de trabajar tiene sus consecuencias y, al final, las manos reflejan el sacrificio del abnegado cuidador en pos de la naturalidad de la planta. ¡ Jobá, vaya frasecita me ha quedado !



FINALIZACIÓN DEL TRABAJO

    Una vez terminadas todas las labores de mantenimiento, incluído el alambrado, el aspecto final de la planta es el que podéis ver a continuación. El espacio que ocupaba la primera rama de la derecha, la que secó,  se ha llenado bajando otra de la zona superior de la planta. Para conseguir que tuviese la longitud necesaria se ha dejado crecer durante toda la estación vegetativa.
  
Lado derecho



Parte trasera
 
 
Lateral izquierdo
      Un par de semanas después el espino ya ha brotado, luciendo unas verdes y brillantes hojitas verdes.
 
Frente tras la brotación
      Como os había dicho, la tonalidad blanca que aparecía tras la aplicación del líquido de jin, ha perdido intensidad. Así es como prefiero ver la madera en los caducos, con matices diferentes dependiendo de la zona y con un tono grisáceo mejor que blanquecino.

    Hasta aquí ha llegado la entrada de hoy, espero que os haya resultado, cuando menos, entretenido. Os espero en la siguiente aventura.

    Juan Liñares

59 comentarios:

  1. Cómo se ha podido atrever a arañarte, qué se habrá creído ;)

    La verdad es que me encanta la madera, menudo tronco.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Loli. Pues nada, ya sabes como son estas cosas, me echó un pulso...y ganó.

      Saludos y agradecido por tu visita, como siempre.

      Eliminar
  2. Buenos y útiles detalles. Con el chupón seguro que tienes suerte y consigues una buena raiz donde no la había. El árbol tiene un tronco impresionante. Un gran ejemplar.
    Y tienes toda la razón, si no patrocinan no hagas publicidad de las marcas, ya que aparecen que paguen royaltis ;))))
    Con árboles como este hasta son agradables los arañazos...
    Enhorabuena y un fuerte abrazo. César.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los chupones espero tener éxito. Si es así se podría aplicar la misma técnica a muchas otras especies.

      Por otro lado el patrocinio no es gratis, los aficionados necesitamos medios para mantener nuestra colecciones, así que a soltar la pela, jajaja ¡ quién me diera !

      Los arañazos nunca son agradables, pero con árboles así se les perdona...aunque se sienten y bien, jajaja

      Un abrazo desde aquí al lado

      Eliminar
  3. Un muy buén espino. La verdad es que me ha gustado mucho el árbol. Siendo un caduco es capaz de reflejar mucho caracter. Cuando este más refinado va a ser un espino a tener muy en cuenta. Esa oquedad la encuentro preciosa...

    Un abrazo.
    PD: mañana hago lo tuyo que hoy he estado muy liado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marc, la verdad es que es un árbol de mediano tamaño pero que a muchos de los que lo ven en vivo les impacta. No sé, debe de tener algo especial porque hasta a mi me gusta también.

      Respecto a "lo mío" no te preocupes, tómate tu tiempo.

      Un abrazo y gracias por participar.

      Eliminar
  4. Juan magnífico espino, lo de no quitar las espinas tiene sus riesgos y mas cuando le engañas enseñandole un tarro de mermeleda de fresa y al primer descuido... zas... líquido de Jin.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡muy bueno Fran ! La verdad es que creo que la estrategia no me ha funcionado mucho que digamos, pero lo seguire intentando. La próxima vez le enseñaré mermelada de melocotón...a ver si así...jajaja

      Muchas gracias por tu visita. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Precioso árbol, una amena exposición y una serie de detalles (trucos) muy útiles. No se puede pedir más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre Ángel, siempre se puede pedir más, pero al menos me alegra saber que algunas de las cosas que aquí se exponen pueden servirle a algún otro aficionado.

      Un abrazo para Llanes

      Eliminar
  6. me gusta el trabajo,como siempre cada intervencion añade valor al arbol.
    gracias por esta nueva leccion
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata Madera, de que el árbol vaya mejorando cada vez que lo tocamos. Si no estamos seguros de poder garantizar esto, mejor no hacerle nada.

      Muchas gracias por tu visita, un abrazo.

      Eliminar
  7. Muy chulo el espino, mira que me encantan pero ni tengo suerte con ellos, por lo menos me conformo con disfrutar de tus trabajos con ellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Keisha. La verdad es que tienen ciertas "rarezas" los espinos. No sé, tal vez un día tenga que escribir algo al respecto. Me alegro mucho de que disfrutes con los míos, pero tu no dejes de intentarlo.

      Un abrazo, agradezco tu participación.

      Eliminar
  8. Buen trabajo Juan, en una especie que además me gusta mucho, a pesar de las espinas, que como a ti n, no me gusta eliminar; pero cuando te clavas algunaaaa, te arrepientes por lo menos 5 minutos.
    jejeje

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es cierto Ago, a veces te arrepientes de no haber eliminado las espinas o de ser tan cabezón e ir contra corriente. ¡ Si ya sabes que a mi las cosas fáciles no me van !, jajaja

      Un abrazo y gracias por entrar

      Eliminar
  9. Hola Juan,
    me encanta tu espino. De lo mejor que he visto en esta especie.
    Un saludo.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias Carlos, la verdad es que comentarios como el tuyo hacen que me cree unas grandes ilusiones con él, ¡ vamos a ver hasta donde somos capaces de llevarlo !

      Un abrazo y agradecido por el comentario

      Eliminar
  10. El que no quiera espinas,..., que no coma pescado. Poderoso ejemplar. Supongo que de flores de momento no hablamos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Larru, de flores de momento no hablamos, pero vamos, tampoco es la prioridad en estos momentos. Por mi expeirencia con la especie aun le queda algo de camino por recorrer hasta que cuajen las primeras. Y tienes razón, para quien no quiera pincharse hay otras especies menos "bravas".

      Un abrazo y encantado de tenerte por aquí.

      Eliminar
  11. Bueno, yo hasta que no tuve la suerte, que alguien me puso en contacto contigo, para lo de los espinos en concreto, nunca conseguir tener un espino, ni bueno, ni malo, ni grande, ni chico.

    Aun conservo tu correo, con los consejos, para sacar y cuidar, esta especie, que ami en concreto me gusta muchísimo. Así que de nuevo gracias por ayudar a que pueda disfrutar de espinos en mi casa.

    Respecto a las espina, yo a lo mas que llego es a ponerlas un poco romas, con muchaaaaaaaaaa paciencia. También tienen sus "rarezas", y por ejemplo, aquí en el sur ( Keisha), hay que alejarlo de pleno sol en verano y el sustrato tiene que tener mucho humus, ademas le gusta el agua y aquí en Cadiz, con el viento de Levante (seco, caliente y muy fuerte) le sienta fatal.

    En cuanto a las operaciones de raíces, lo he ido haciendo y sin problemas, el tema del chupón no lo he hecho, pero si este año cuando pode, se quedo un trocito de unos 5 cms de ramita, en el sustrato, y ha brotado por los extremos y esta echando raíces, si lo llego a hacer queriendo, no sale..... jejeje, así que estoy seguro que te funcionara.....

    Que el espino es espectacular, que muy bien explicado, y que aquí estamos si necesitas algo......., y gracias otra vez.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Vaya, parece que los viejos rockeros nunca mueren, eh Juan ! Encantado de tenerte por aquí y de haberte podido ayudar un día...ya bastante lejano. Muchísimas gracias por tus palabras, las tengo en gran consideración. Son importantes para mí comentarios como el tuyo, ya que eso me hace ver que la labor divulgativa que pretendo conseguir va cumpliendo objetivos.

      Un abrazo y muchas gracias por tu participación

      Eliminar
  12. Me he echado unas buenas risas con lo de la mermelada, estaba intrigado de ver que hacías con ella, sobre todo porque en la etiqueta pone que es sin gluten y la buena para estos casos tiene que tenerlo ja!ja! ja!
    Muy buen espino te va a quedar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, un toque de humor nunca viene mal en los tiempos que corren. La verdad es que este espino espero que sea una pieza importante dentro de mi colección, aunque aun le quedan muchos años hasta lograrlo.

      Un abrazo desde el país que inventó la lluvia

      Eliminar
  13. Un árbol fantástico y un trabajo espectacular. Cada vez que lo tocas, lo revalorizas y los demás aprendemos mucho. Por un momento me imaginé el árbol lleno de mermelada y a tí en plan Sr. Miyagui (dar cera, pulir cera)...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Ishi, me alegro de que te guste tanto el árbol como el trabajo. Karate Kid fue la puerta de entrada al mundo del bonsái de muchos aficionados, así que si el Sr. Miyagui hubiese dicho "dar mermelada, pulir mermelada" nosotros a obedecer, jajaja

      Gracias por tu aportación, un abrazo

      Eliminar
  14. Hai como me gusta ese espino es un arbolazo con unos años encima quedará un buen ejemplar.muy buenos trabajos y muy bien esplicado, enorabuena .un saludo tony .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Toni, la verdad es que ya he comentado que tengo depositadas en él grandes esperanzas, a ver si no me defraude...o que no lo defraude yo a él, jajaja

      Agradezco tu participación en este blog, un abrazo

      Eliminar
  15. Con lo de la mermelada me has puesto a prueba Juan, tengo que admitirlo. Pero no creas que de haber utilizado el contenido original del bote me hubiera extrañado, en el tiempo que llevo rondando por este mundillo ya se ha visto de todo, ¡qué te voy a decir que no sepas, maestro!, incluso la coca-cola parece tener algún fin según recuerdo haber leído por ahí ;-)
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Alex, la verdad es que ya hemos visto de todo en este mundillo. Lo de la Coca-cola lo desconozco, lo único que sé del tema es por un amigo cuyo hermano le regó algún bonsái con cubatas. El único efecto que parecen haber provocado es que quedaron un poco más...pegajosos,jajaja

      Un abrazo, encantado de que sigas visitándome.

      Eliminar
  16. Precioso espino. La madera muerta está espectacular.
    Me gustó la idea de enraizar los chupones para convertirlos en raices.
    Y respecto a los arañazos de las espinas, ya sabes, aguantarse porque gato con guantes no caza ratones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose, me alegro de que te haya gustado este ejemplar. En cuanto a los de los chupones, normalmente siempre los eliminamos, por esa razón yo traté de buscarles una utilidad. No todos valen, pero los que pueden servirnos nos pueden adelantar la formación del nebari varios años.

      Un abrazo y gracias por estar ahí, del otro lado de la pantalla.

      Eliminar
  17. estupenda entrada como siempre, y una vez mas se pone de manifiesto lo meticuloso que eres con respecto al bonsai, cuidas el mínimo detalle........como debe ser, enhorabuena.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de ser meticuloso empiezo a creer que debe ser una enfermedad porque cada vez me exhaspera más el dejar trabajos a medias, o ver árboles que podían estar mucho mejor a poco que el propietario se lo propusiera.

      Un abrazo y gracias, como siempre.

      Eliminar
  18. Muy buena entrada. Me gustan mucho los espinos y este tuyo es muy bonito y con carácter. Estoy de acuerdo contigo en lo de no cortar las espinas. Hay un video de Graham Potter donde las corta y no acaba de gustarme.
    Por cierto lo del título viene por esa película que se llamaba "la espía que me amó"???

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé muy bien si lo de no cortar las espinas es una manía personal, supongo que sí. Sin embargo me da la impresión de que, precisamente a un espino, sacarle las espinas es como desposeerlo de parte de su idiosincrasia. Gracias por tus comentarios, siempre son de los que animan a continuar con el blog adelante.

      Un abrazo de otro al que también le gustan mucho los espinos.

      Eliminar
  19. Un gran arbol en la mano de un gran maestro...se que el comentario será más que obvio, pero a este espino albar le espera un futuro más que prometedor. Conicidad, movimiento, corteza, madera muerta...que más se puede pedir!!! Pues solo ser trabajado por manos adecuadas. En este caso es más que evidente. Gran arbol, gran persona.
    Un saludo.
    Ricardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Hombre Ricardo, tú por aquí ! Me alegro de que hayas subido a este barco y más en esta ocasión. Agradezco mucho tu comentario, aunque trato de no caer en la autocomplacencia, la verdad es que intervenciones como la tuya me hace pensar que no lo debo de estar haciendo del todo mal...pero de ahí a ser un maestroooo...Un simple artesano del bonsái, un jardinero especializado, es lo que soy.

      Un abrazo, me he llevado un alegrón al ver tu comentario

      Eliminar
  20. Amplia, detallada y didáctica como siempre, esta entrada.
    He aprendido varias cosas, una la de "aprovechar" esos chupones que salen abajo en el tronco e intentar algo provechoso con ellos y otra que soy un puñetero ingenuo..... al ver el tarro de mermelada, me dije: coño, no me fastidies que algo tan insospechado sirve para proteger la madera!!!
    Eres un cabrito, Juan.... confieso que he picado.

    Por esta ingenuidad, capitán, puede usted mandarme al carajo, pero no se olvide de mi y me deje alli arriba.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que hayas podido aprender algo nuevo al leer esta entrda, es un poco de lo que se trta. Lo de la mermelada fue una pequeña broma que se me ha ocurrido en el mismo momento en que cojí el tarro de mermelada en el que tenía guardado el líquido de jin diluido, jeje. Lo demás fué darle un poco de suspense y luego desvelar la realidad.

      No te mando al carajo porque en este barco toda la tripulación es necesaria, ahora eso sí, de fregar la cubierta....jajaja

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Esta misma noche comentaba mi mujer sobre unos pequeños cortes en sus manos de las labores de la cocina; acto seguido le enseño mis heridas de guerra en manos y antebrazos ¡¡¡de las Bougainvilleas!!!, pero como dice el dicho: por amor a las rosas (en este caso al las bugas o los espinos) se soportan las espinas. En cuanto al árbol, me encanta ese tronco ahuecado e imponente. Enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre le he escuchado decir a mi suegra una frase que podría venir a cuento ahora. Dice así "El que por su propia mano muere hasta la muerte le es dulce". Nadie nos manda andar tocándole las narices ni a espinos ni a bouganvillas, así que la culpa es nuestra, no nos qujemos.

      Un abrazo y a curar esas heridas

      Eliminar
  22. Buena entrada como siempre Capitán. Desconocía la técnica de enraizar los chupones, nunca es tarde para aprender. Me gusta el árbol, cuando tenga un poco mas de verde será un árbol para verlo en alguna expo.
    Esperamos otra travesía para ver nuevos puertos.

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grtacias Abril, yo también espero poder mostrarlo en alguna expo dentro de algunos añitos. De momento hay que centrarse en su formación.

      Un abrazo, cuento contigo para nuevas travesías.

      Eliminar
  23. Muy guapo del estilo que me Gustan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Domi, me alegro de que te guste.

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Hola capitán, vengan arañazos a mí de árboles como ese, que maravilla de espino, un árbol sublime, que acabado o no ,ya destaca. He aprendido mucho, como en todas tus entrada. No tengo la suerte de tener ningún espino de momento, pero si he puesto en práctica tu consejo de defoliado en madroño que me llegó con roya, y su posterior tratamiento con fungicida. Si radica,y brota, con las temperaturas de Sevilla, no creo que vuelva a salir, por lo memos por la humedad.

    Una vez mas GRACIAS.....Y ÁNIMO parala siguiente travesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A arbolines así les perdono yo los arañazos y lo que haga falta, la verdad es que sí. Me alegro de que los consejos sobre el madroño te hayan podido servir de algo, de eso es de lo que se trata, de que aprendamos unos de otros.

      Un abrazo, el ánimo no nos falta...al menos de momento.

      Eliminar
  25. Excelente el resultado final.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Salva, tú siempre tan amable.

      Un abrazo

      Eliminar
  26. buen trabajo Juan, bien detallado.
    ya nos contaras la evolución de esas ramitas con las que potenciar el nebari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alberto, os lo contaré no te preocupes, espero que salga bien y luego ya os lo muestro, aunque habrá que esperar algo, al menos otra temporada.

      Un abrazo y gracias por tu participación

      Eliminar
  27. Magnifico futuro tiene el árbol.Da gusto ver el cuidado por los pequeños detalles ( el colocar esa raicilla aerea, por ejemplo ).
    Con su permiso, capitán, sigo su fragata a poca distancia con mi pequeño bote de remos.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Daniel, me alegro de que te haya gustado el reportaje. Espero que subas a bordo, remando no aguantarás mucho tiempo el ritmo, jajaja

      Un abrazo y gracias por tu contribución

      Eliminar
  28. juannnn eso no es espino es gatoooo jajajaja miauuuuu . buen trabajo quedo chulo , a ver cuando nos vemos y nos hacemos unas ? daizas o algun arbolito jajajaja :) pensaste en torrente ehhhh jeje , salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Hombre Jaime, ya me tardabas en subir a bordo !. Mucho Faceboock pero por los blogs te prodigas poco. La verdad es que no sé cuando nos veremos porque este año no va a haber la expo de Santiago, así que no sé. ¡Puñetera crisis!

      Un abrazo, llámame cuando te apetezca charlar.

      Eliminar
  29. ¡Precioso Espino y muy buen trabajo!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jere, encantado de tenerte por aquí.

      Un abrazo

      Eliminar
  30. Un espino sin espinas... pero es lo que tiene dejarlas...
    Veo que no he sido el único ingenuo, aunque yo lo tenga en un bote de pimienta, jejeje...

    Buén trabajo con sus detalles que demuestran tu sapiencia.

    Un saludo

    ResponderEliminar